jueves, 21 de noviembre de 2013

Cristina, La Patria en estado de Esperanza



Anoche nos volvió el alma al cuerpo. No es que en su ausencia se haya descalabrado nada; muy por el contrario: todo anduvo como un relojito. Pero sucede que no somos suizos y para nosotros, como suele decir el Tata Cedrón, “estar en el mundo es estar emocionados”. De modo que nos andaba faltando esa vibración de verla y escucharla para saber que estamos en el emocionado mundo colectivo donde todos somos el Otro. Porque el Kirchnerismo ha sido, es y seguirá siendo las realizaciones que forjan una Nación que recupera sus mejores tradiciones comunitarias. Como que dice lo Justo, lo Libre y lo Soberano. Todo ello (que aquí se dice fácil, pero es sumamente complejo) se resume en su figura, en su historia militante y, sobre todo, en su palabra. Y entonces la Presidenta balconea en la Rosada, y una compañera recuerda el credo scalabriniano que reza: “Creer: he allí toda la magia de la vida”. Y ése es el punto. Para los que tenemos la fortuna de creer, Cristina es la Patria en estado de Esperanza.

Por Carlos Semorile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario